Visión artificial

La combinación de la tecnología óptica y la inteligencia artificial para mejorar el diagnóstico y los procesos industriales

Ficha técnica

Tipo de innovación: Procedimiento

Ámbito: Análisis clínicos

Líder de innovación: Liderazgo compartido

Año: 1996

Etapa: 1972-2002

Difusión: Internacional

Impacto económico: Alto

Nivel de innovación: Disruptivo

Patente:

Relaciones interdisciplinares: -

Los orígenes de la visión artificial

Los orígenes de la visión artificial se pueden rastrear hasta la invención de la fotografía. La primera fotografía de la historia, tomada en 1826 por el químico francés Nicéphore Niépce, representó el inicio de una ciencia que evolucionaría con paso firme a lo largo de los siglos XIX y XX. Hacia finales de la década de los 60, ya estaban en marcha las primeras iniciativas orientadas a simular la visión humana en los ordenadores. Sin embargo, el desafío de combinar la tecnología óptica y la inteligencia artificial con el fin de imitar la visión humana resultó mucho mayor de lo previsto inicialmente. A medida que los especialistas en neurociencia desentrañaban el modo en que el cerebro procesa las imágenes, se hacían más evidentes las dificultades que planteaba reproducir la vista humana.

El uso de la visión artificial en el estudio de la coagulación

Por este motivo, la atención se centró en aplicaciones específicas de la visión artificial, como la coagulación en el campo de la hematología. En las pruebas de detección de la coagulación, que se llevaban a cabo manualmente, un técnico o médico se encargaba de observar la formación o disolución de los coágulos de sangre.

“Gracias a un estudio de viabilidad de un sistema de detección de la coagulación, se confirmó que las técnicas de detección visual del sistema eran viables, y Grifols adquirió la tecnología que sentaría los cimientos de proyectos futuros.”

El desarrollo de la nueva tecnología

En 1991, en colaboración con la Universidad Politécnica de Barcelona, Grifols emprendió un estudio de viabilidad de un sistema de detección de la coagulación. Aunque dicho sistema no pasó nunca de su fase inicial, el proyecto tuvo dos consecuencias. En primer lugar, se descubrió que las técnicas de detección visual del sistema eran viables. Además, Grifols adquirió toda una variedad de recursos tecnológicos que sentaron los cimientos de proyectos futuros.

Tecnología de visión artificial en los productos de Diagnostic Grifols

Diagnostic Grifols procedería a incorporar la tecnología de visión artificial en varios de sus productos, como autoanalizadores de inmunohematología, lectores de aglutinación, lectores de tarjetas y el sistema QPID (Quasi Positive Identification) para identificar de manera segura tarjetas, reactivos y muestras.

La visión artificial y los procesos de control industrial

El uso de la visión artificial se extendió más allá de los productos de la división de diagnóstico para integrarse en distintos procesos industriales, como, entre otros:

  • La inspección en línea de impresión de etiquetas y de colocación de las etiquetas en las tarjetas.
  • El control paramétrico en línea de la dispensación de gel en tarjetas.
  • El control paramétrico de niveles de gel y sobrenadante para líneas de fabricación de tarjetas.
  • El control en línea de artefactos y partículas en tarjetas de gel.
  • El control de partículas en líneas de llenado de botellas de soluciones parenterales.
  • El control en línea de etiquetas y asas de botellas de soluciones parenterales.
  • El control de posicionado en la dosificación estéril en la fabricación de derivados del plasma.

Bibliografía

  • Avellà, R., & Miquel, B. (Eds.). (2015). Cuando un sueño se cumple. Crónica ilustrada de 75 años de Grifols. Barcelona: Grupo Grifols, S.A.
  • Pagès Pinyol, Josep (1993). Càlcul del temps de coagulació de la sang mitjançant processament paral·lel d'imatges en temps real. Barcelona: Universitat Politècnica de Catalunya U.P.C., E.T.S. de Telecomunicació de Barcelona, Departament de Teoria del senyal i comunicacions.