Nuestro compromiso con los pacientes y la investigación

A día de hoy, hay más de 50 millones de personas en el mundo con demencia. Una cifra que se estima podría ascender a 152 millones en 2050 y suponer un gran reto sanitario para nuestra sociedad.

La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia y representa el 60-70% de todos los casos de demencia. No se conoce cuál es la causa exacta que provoca la enfermedad y aunque existen tratamientos para aliviar sus síntomas, actualmente no tiene cura. 

Más allá del impacto devastador en quienes conviven con la enfermedad, el alzhéimer también puede causar una gran tensión emocional, física y financiera en sus familias y cuidadores. Grifols está comprometida con las personas afectadas y como parte de su misión desde 2004 ha invertido más de 150 millones de euros en investigación de la enfermedad de Alzheimer.

La estrategia de Grifols para esta enfermedad neurodegenerativa consiste en explorar el potencial de las terapias plasmáticas para frenar el avance de la enfermedad. El programa clínico pionero AMBAR® (Alzheimer Management by Albumin Replacement), basado en el recambio plasmático periódico con albúmina, ha demostrado ralentizar el deterioro cognitivo y funcional en pacientes con alzhéimer leve y moderado.

Además, a través de nuestras filiales Alkahest y Araclon, la compañía está explorando nuevas líneas de investigación para el alzhéimer.

Procedimiento AMBAR®

AMBAR® aborda la enfermedad de Alzheimer desde un enfoque multimodal. Por un lado, el recambio plasmático periódico elimina la proteína beta-amiloide, evitando que se acumule en el cerebro y cause daño neuronal. Y por otro, la solución de albúmina administrada puede tener efectos beneficiosos por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, contribuyendo a frenar el avance de la enfermedad.